Oficina virtual de información turística

Regumiel de la Sierra

Burgos

Municipios
  • Ayuntamiento y frontón municipal
  • Parque
  • Parque
  • Parque
Como llegar

Regumiel de la Sierra

Regumiel de la Sierra es un precioso pueblo rodeado de pinar situado a las faldas del pico Urbión y último núcleo de población de la provincia de Burgos. Se trata de la antigua villa conocida como Río Gomiel y que como la mayoría de los pueblos de estos valles, debe su origen a distintas tribus celtibéricas; una de aquellas tribus, los Pelendones, se asentó en el paraje conocido como El Cañarón. Sin embargo, la presencia de la necrópolis conservada en el entorno de su iglesia levantada sobre un asentamiento rocoso, nos habla ya de un núcleo de población importante afincado en estos parajes en el siglo X e incluso en la centuria anterior.

Desde el siglo XV pasó a formar parte de la Cabaña Real de Carreteros potenciada por los Reyes Católicos a base de privilegios y reales cédulas que no se extendió debidamente en Regumiel. Algunos apuntes de la historia, como ocurrió con la presencia del famoso guerrillero Cura Merino, no dejaron buen recuerdo por aquí.

Su casco urbano se ubicó en torno a la iglesia y paulatinamente ha ido descendiendo en busca del llano, hacia la carretera actual. En su casco viejo la arquitectura popular es más vistosa y se caracteriza por el tipismo serrano, en cuyo caserío es posible contemplar algunas casonas de antiguos carreteros. La iglesia parroquial. y sobre todo su recia torre cuadrada, destaca entre el caserío. Se levanta (al igual que muchas de sus casas) sobre cimientos rocosos que en la época alto-medieval constituían una extensa necrópolis. En la actualidad, todavía es posible contemplar gran número de tumbas antropomorfas de esa época.

¿Sabías que…

En este sector occidental del Sistema Iberico, durante en Cretácico Inferior, hace más de 120 millones de años, se daban unas condiciones de clima tropical en el que proliferaban los grandes lagos, enormes helechos y un mundo botánico singular. En aquellas selvas arborescentes, de húmedo y cálido ambiente, vivían unos seres gigantescos que pertenecían al fascinante mundo de los dinosaurios. La mayoría eran hervíboros y casi todos pacíficos. Vagaban agrupados en manadas por las orillas de los lagos y del inmenso río que cruzaba esta zona hace 120 millones de años. En el entornos de Salas de los Infantes han dejado infinidad de muestras y fósiles que recuerdan su presencia. Sabemos que podían tener más de 8 metros de longitud y 4 de alzada, y los tiranosaurios podían alcanzar hasta 20 metros de longitud.  Algunos de aquellos dinosaurios dejaron sus huellas en Regumiel, son varias las icnitas de grandes dimensiones encontradas. Son huellas “tridáctilas” que pueden medir entre 20 y 60 cm de longitud. Dicen los entendidos que el dinosaurio que dejó aquí sus huellas andaba sobre cuatro patas y no sobre dos. Otro de los yacimientos, a unos 500 metros, muestra huellas de otro tipo de dinosaurio, el “ornitópodo” de gran envergadura cuyas icnitas son de forma subcircular de dedos cortos y robustos.

No dejes de visitar